Noveno Circuito anula a Young, llevando esperanza a los no ciudadanos con antecedentes penales

by | Jan 7, 2015 | Firm News |

El Noveno Circuito decisión en Almanza-Arenas v. Holder, dándole un giro (en parte) a la previa decisión de la Corte en Young v. Holder en la que una persona declarada culpable de un delito que puede o no ser un delito que implique depravación moral (CIMT por sus siglas en inglés) debe establecer afirmativamente a través del registro de la convicción de que el delito no era un CIMT con el fin de ser elegible para recibir ciertos beneficios de inmigración.

Asimismo, la Corte aclaró su postura sobre cómo analizar un potencial CIMT en términos de si la ley penal en cuestión es “divisible” o “indivisible”, en última instancia, concluyendo que una ley que no es categóricamente un CIMT y que describe múltiples “significados” la comisión del delito en lugar de “elementos” es una ley indivisible y puede no ser considerado un CIMT.

Ambas participaciones son extremadamente importantes para los solicitantes de ayuda de inmigración, como veremos a continuación.

Demostrando la elegibilidad para la cancelación de deportación con un récord ambiguo de convicción:

Como se mencionó anteriormente en este blog, las personas que hayan sido condenadas por delitos de depravación moral no pueden ser elegibles para ciertos beneficios de inmigración, como la cancelación de la deportación. En Young, la Corte sostuvo que los candidatos condenados en virtud de las leyes penales que son excesivamente amplias, (estatutos que describen conductas que pueden ser interpretadas como cualquiera que implique depravación moral o no) la carga está en el solicitante para demostrar al juez de inmigración que su conducta en particular no implicaba depravación moral.

Young creó un gran problema para muchos solicitantes para la cancelación de la deportación que, a pesar de ser elegible para el beneficio, no pudo demostrar que su conducta cayó en el campo de “depravación no moral”, porque el registro de su convicción no contenía suficiente información.

Sin embargo, el Noveno Circuito encuentra ahora que su previa decisión tomada para el caso de Young fue incorrecta, ya que contradice directamente la decisión de la Corte Suprema de los Estados Unidos en Moncrieffe v. Holder. En Moncrieffe, la Corte Suprema sostuvo que la ambigüedad en las leyes penales debe interpretarse a favor de los no-ciudadanos, y que los no ciudadanos no tendrían que demostrar que no fueron declarados culpables de un crimen que resultara deportación como un CIMT con el fin de ser elegible para el alivio.

Así Almanza-Arenas abre sus puertas a los solicitantes a quienes se les negó previamente un beneficio como la cancelación de deportación o cuando fue negada la solicitud del beneficio simplemente porque el registro de su condena penal no mostraba claramente que su conducta no implicaba depravación moral.

Estatutos que describen varios “significados” para la participación en el delito, no son “elementos”, son indivisibles:

El Tribunal también discute cómo analizar un estatuto penal ya sea descrito como un CIMT cuando el estatuto describe varios tipos de conducta delictiva, hay algunos que pueden llegarse a considerar un CIMT y algunos que no.

En general, este análisis se inicia mediante la comparación de la ley penal en cuestión a la definición genérica del delito que se considera que es un CIMT. Si el estatuto en cuestión incluye los mismos elementos (concretamente) como la definición genérica, a continuación, el estatuto es categóricamente un CIMT.

Sin embargo, si la ley en cuestión tiene más elementos o diferentes de la definición genérica, entonces se considera “demasiado amplia” y no categóricamente un CIMT. Entonces, el análisis señala si la ley es divisible o no. Si es divisible, eso significa que la ley puede ser dividida en una conducta que pueda ser considerada como un CIMT, y algunos casos en los que no, y que podemos mirar hacia el registro de condena por los hechos de un delito específico y en donde se decidirá si se califica como CIMT o no.

Si la ley es indivisible, significa que no se puede analizar como se mencionó anteriormente, y por lo tanto una ley penal que sea demasiado amplia e indivisible NO es un CIMT sin importar lo que muestre el registro de convicción.

En Almanza-Arenas, la Corte analiza el delito específico de California de “conducción temeraria” (conocido como Joyriding en ingles), que en última instancia se decidió que no puede ser un CIMT porque es un estatuto indivisible. Para llegar a esta conclusión, la Corte distingue entre leyes penales que describen “medios alternativos” para cometer un delito y los que tienen “elementos alternativos” del crimen. Una ley que prevea “medios alternativos” a la comisión del delito es uno donde un jurado no necesita decidir por lo que significa que el actor cometió el crimen, mientras que una ley que prevea “elementos alternativos” es uno que esencialmente establece muchos crímenes alternativos dentro del estatuto, y el jurado debe decidir cual se aplicará.

El Tribunal sostuvo que las leyes que se describen como “medios alternativos” son indivisibles porque al jurado no se le instruye escoger cual “se refiere a” la comisión del delito. Joyriding en California encaja dentro de ésta categoría, ya que es descrito como tomar un vehículo “con la intención ya sea de privarlo permanente o temporalmente de su titular.” Intención de privar permanentemente el propietario sería un CIMT, pero la intención de hacerlo temporalmente no lo sería. Debido a que el jurado no necesita decidir si la intención del acusado era la privación permanente o temporal, sino sólo que él o ella tomó el vehículo intencionalmente, el estatuto joyriding es demasiado amplia e indivisible, y por lo tanto no es un CIMT.

Este marco para el análisis de las leyes penales excesivamente amplia puede ser de gran utilidad para los solicitantes de ayuda de inmigración con antecedentes penales. Los no ciudadanos con antecedentes penales deben discutir con un abogado los posibles efectos positivos que en éstas pueden tener sobre sus casos.

Bean, Lloyd, Mukherji, & Taylor es un despacho de abogados de inmigración en Oakland, California

enfocada en la inmigración basada en la familia, la ciudadanía, defensa de eliminación y acción diferida. Síguenos en Twitter-BeanLloydLLP

Traducido por Jade Lee Yee

findlaw-network

Big News- Firm Merger and Consolidation to Oakland!

Bean + Lloyd, LLP and Park & Taylor has formed Bean, Lloyd, Mukherji, & Taylor, LLP

San Francisco Office has Moved to Join Oakland Office

We are thrilled to announce the merger of Bean + Lloyd, LLP and Park & Taylor, two highly respected Bay Area immigration law firms, which took place in April 2021. The new firm, Bean, Lloyd, Mukherji, & Taylor, LLP, combines decades of immigration experience in the subfields of family-based immigration, removal defense, asylum, humanitarian visas, and criminal immigration.

Additionally, the former Park & Taylor office in San Francisco has moved to join the Oakland office at 110 11th Street, Oakland, CA 94607. While the office is temporarily closed to the public due to COVID-19, our staff is still available by phone, email, and text message, and all consultations and client appointments will continue by phone or video. We look forward to physically reopening our expanded and improved Oakland office when it is safe to do so.

Partners Jesse Lloyd and Anita Mukherji, both certified specialists in immigration and nationality law by the California State Bar, lead the firm. Karyn Taylor has joined as Of Counsel, and Angela Bean remains as partner and Anna von Herrmann as Of Counsel. The Park & Taylor staff have brought their two decades of experience to the team.

Please contact us at (510) 433-1900 or www.beanlloyd.com with any inquiries.

¡Anuncio importante- Unión y Consolidación de Dos Bufetes! Bean + Lloyd, LLP y Park & Taylor han Formado Bean, Lloyd, Mukherji, & Taylor, LLP

La oficina de Park & Taylor se ha mudado para unirse a la oficina de Oakland

Estamos emocionados de anunciar la unión entre Bean + Lloyd, LLP y Park & Taylor, dos bufetes de inmigración muy respetados en el Área de la Bahía, lo cual ocurrió en abril del 2021. El bufete nuevo, Bean, Lloyd, Mukherji, & Taylor, LLP, combina décadas de experiencia en inmigración familiar, defensa de deportación, asilo, visas humanitarias, e inmigración criminal.

Además, la antigua oficina de Park & Taylor en San Francisco se ha mudado para unirse a la oficina de Oakland en 110 11th Street, Oakland, CA 94607. Nuestra oficina está temporalmente cerrada al público debido a COVID-19. Nuestro personal seguirá estando disponible por teléfono, correo electrónico y texto. Todas las consultas y citas de clientes, continuarán por teléfono o videollamada. Estamos emocionados para reabrir físicamente nuestra ampliada y mejorada oficina de Oakland cuando sea seguro hacerlo.

Los socios Jesse Lloyd y Anita Mukherji, dos especialistas certificados en ley de inmigración y nacionalidad por la Barra del Estado de California, dirigen el bufete. Karyn Taylor es abogada retirada pero se ha unido al bufete, Angela Bean permanece como socia y Anna von Herrmann sigue siendo parte del bufete. El personal de Park & Taylor ha compartido sus dos décadas de experiencia con el equipo.

Por favor contáctenos al (510) 433-1900 o www.beanlloyd.com con sus preguntas.

You have Successfully Subscribed!